La vida es un juego

El videojuego de la vida

Antes de nada me gustaría aclarar que no soy gamer, de hecho tuve una infancia analógica. Ni siquiera recuerdo haber tenido juguetes que funcionasen con pilas, no obstante, mi casi nula experiencia con los videojuegos no significa que nunca haya jugado. En el verano de 1992 vinieron mis primos de la ciudad a pasar las

cuando eres emprendedor

Emprender es un salto de fe

Las grandes decisiones de mi vida siempre han sido guiadas por la intuición, y eso que me considero una persona bastante racional y analítica 😉. Siguiendo mi intuición dejé un trabajo que, si bien es cierto no me gustaba, pagaba las facturas, para emprender como autónoma, y de eso ya hace tres años. Tres años

Superar las adversidades

Cuando la vida te golpea, ¡Sé fuerte!

La vida es un viaje maravilloso pero el camino es escarpado, lleno de subidas, bajadas y muchos contrastes. A veces nos topamos con atolladeros que parecen imposibles de cruzar y otras transitamos por bonitos prados en los que desearíamos quedarnos para siempre, pero queramos o no, los paisajes van cambiando. La aleatoriedad rige buena parte

cambiar de vida

¿Todos tenemos la capacidad para reinventarnos?

Últimamente me hago mucho esta pregunta. Estoy de bajón. Lo más seguro es que cuando leas este artículo la “nubecita negra” que me persigue ya se haya esfumado, pero ahora mismo esta es mi realidad, y por eso en mi cabeza resuena esta dichosa preguntita, ¿Todos tenemos la capacidad para reinventarnos? Pues a ciencia cierta

vivir en el presente

Tenemos que aprender a amar lo que es

La vida está en el presente. Nuestro desafío es aprender a amar el ahora tal y como es, porque es lo único que tenemos. El presente es la vida misma, y pasar por ella de forma inconsciente es desperdiciar la oportunidad de vivir. El pasado es algo muerto. Ya no es real, lo fue, pero

asumir la responsabilidad

Más responsabilidad personal y menos quejarse

Todo cambia cuando dejamos atrás las quejas y excusas y nos hacemos responsables, y no me refiero a la responsabilidad que asumimos al firmar un contrato de trabajo o tener un hijo, sino a la responsabilidad que tenemos para con nosotros mismos. Nuestra responsabilidad personal respecto a los resultados que cosechamos en nuestra vida, respecto